Políticos en las cajas


Ayer, en el debate, quedó pendiente de responder por mi parte una pregunta sobre la nueva entidad formada por la fusión de Caja España y Caja Duero. Preguntaba el periodista Carlos Bailón, si no recuerdo mal, por nuestra opinión sobre la posible presencia del Alcalde de Valladolid en la dirección de la nueva entidad. Comentábamos aquí, hace un par de días, que hay quien defiende, con buenos argumentos, la necesidad de “romper” los grandes bancos, precisamente en beneficio de la salud democrática del sistema financiero. Izquierda Unida, por su parte, promueve el desarrollo de una banca pública y social, evitando la privatización de las cajas de ahorro, y haciendo frente a la “ofensiva del capital financiero español para hacerse con el control de las cajas de ahorro”, para lo que conviene mantenerlas en su actual naturaleza jurídica. Y García Rubio comenta, en este mismo sentido, que los problemas de las cajas “no han venido por un exceso de representación por parte de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, sino todo lo contrario, por una gestión imitativa de la de los bancos”. Estoy de acuerdo con estos puntos de vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada