Esquilache en El Vendrell

En El Vendrell (Tarragona, 36.000 habitantes) se aprobó ayer por el Pleno municipal la prohibición del burka. Si de lo que se trataba es de quemar la convivencia (mucho más que jugar con fuego, como ha dicho alguien: directamente quemar), habéis acertado de pleno, muchachos. Enhorabuena. La población inmigrante en esa ciudad es del 18%, y el burka lo usan, según cuentan, tres personas. Magnífica forma de gobernar. Ante todo la responsabilidad, sí señor. El debate sobre el uso del pañuelo es complicado. Pero de lo que no cabe duda es que legislar para prohibir tres burkas son ganas de explotar el populismo más incendiario. Así no se gobierna.

Foto: “El Caramot de El Vendrell”. Autor: Ramón Saumell, 19 de septiembre de 2009 (publicada en elpais.com).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada