Cultura

Al3 dijo: ¿Cómo debería de ser la vida cultural de la ciudad, y qué estrategias y acciones desarrollarías desde el ayuntamiento para ello? Le contesto a continuación.

Los programas políticos prometen, respecto a la cultura, el acondicionamiento de nuevos espacios culturales y la construcción de nuevos equipamientos, el desarrollo de múltiples actividades, creación de algunas instituciones y distintas fórmulas para mejorar la gestión y la organización. Se diferencian en el tipo y la cantidad de espacios, equipamientos, actividades, instituciones y planes que prometen, pero suelen tener en común que se presentan de forma atomizada, largas listas de buenos propósitos. Que por otra parte algunas veces dan la sensación de que se componen añadiendo, sin más, unas cosas debajo de otras. Nuevos centros culturales, más bibliotecas, más museos, nuevos festivales, recuperación de una semana específica, creación de grupos de arte, formulación de planes, acuerdos, departamentos.

Es cierto que suele reconocerse la firma de uno u otro partido en el tipo y el tono de las propuestas. Lo que es muy importante, desde luego. Pero suelen coincidir en ese carácter acumulativo de propósitos. Creo que, en ese sentido, se podría ser más exigente. Hacer un esfuerzo por encontrar la fórmula de integración entre algunos equipamientos, espacios, actividades, instituciones y gestión, de forma que se potencien mutuamente y ofrezcan algún producto (complejo) que sirva para estimular, o reorientar (o más modestamente, mejorar) la vida cultural de la ciudad. La Seminci, por ejemplo (y aunque debe ser objeto de mejoras, sin duda), se desarrolla en una serie de equipamientos, marca un espacio en un periodo de tiempo determinado, cuenta con un equipo de gestión propio, pero también se nutre de otras aportaciones, y se dirige a un público muy amplio. Podría ser un buen ejemplo de esa suerte de articulación de lugar, evento y gestión que creo debería buscarse.

Hay que dirigirse al fomento de la cultura en niños y jóvenes, extensión a ciertos ámbitos que actualmente tienen poca actividad, descentralizar algunas muestras, promover más acuerdos con las universidades, mejorar la gestión y la información de las actividades que se realizan en la ciudad, establecer acuerdos con las compañías de la ciudad, acercarse a los colegios y centros escolares, fomentar (más) la lectura, impulsar redes de artistas, desarrollar centros de creación… Es cierto. Pero como decía, creo que deberíamos buscar la forma de integrar este tipo de propuestas en una (o dos, todo lo más) de gran potencialidad, que sirvan para generalizar el goce de las artes (el teatro, la música, el cine, la lectura, el baile), y conjurar la soledad (¿no pretende eso mismo la cultura?). Desde una perspectiva multicultural (por más que se discuta), recuperar la ciudad como teatro de la memoria y de los sueños. (Créeme, Al3: pretendo que lo que aquí planteo no se quede en literatura).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada