10 preguntas breves de la "entrevista virtual"

Conforme a lo previsto en el proceso de Primarias IU Valladolid 2010, paso a contestar las preguntas formuladas a través de la web de Izquierda Unida.

1. Rocío: ¿Te has leído el Programa Municipal Actual de IU?
Sí, desde luego.
2. Rocío: ¿Que opinas del Programa Municipal?
Me parece un buen programa de izquierdas, dispuesto para cambiar la forma de ver la ciudad y con la evidente intención de ser útil, de contribuir a mejorar las cosas para quien más lo necesita. En ese sentido no es nada retórico. Busca la acción.
3. Rocío: ¿Que destacas y que quitarías, si es que hay que quitar algo?
Destaco especialmente los capítulos de participación (el nº 5), de lucha contra el cambio climático (el nº 8) y el denominado “Una ciudad acogedora, cohesionada y solidaria” (nº 10). No quitaría ninguno; pero en el momento actual hay capítulos que, en mi opinión, habrá que desarrollar más, como el capítulo 7, referido al empleo.
4. Jesús: Buenas tardes, en relación con el problema del tráfico, me gustaría conocer la opinión de ambos sobre la, en mi opinión, excesiva tolerancia que actualmente muestra la Policía Local de Valladolid con determinados comportamientos incívicos de algunos conductores ( no respetar la prioridad del peatón, aparcamientos en la acera o en doble fila, etc.). Desde mi punto de vista no se debe ser comprensivo con actitudes que suponen un perjuicio a terceros y una dificultad para una buena convivencia. Muchas gracias y un saludo.
Partiendo de la base de que hay unas normas y que debemos respetarlas todos, no creo que pueda equipararse, como tantas veces se hace, la situación del conductor y la del peatón. Para ser más claro: hay peatones que son ancianos, o niños, o que tienen dificultades para moverse, o que van cargados… y el principio básico de convivencia exige tener esas circunstancias en cuenta. La forma en que está organizada la movilidad en esta ciudad (como en la mayoría, también es verdad) prima absolutamente al conductor. Dicho lo cual, si encima se incumplen las normas, el perjuicio para la convivencia es aún mayor. Hay que ser mucho más exigentes con los conductores. Tienes toda la razón.
5. Juan Antonio: ¿Qué relación creéis que hace falta con los pueblos del Alfoz? ¿Es necesaria un área metropolitana, nos valen las DOTVAENT, alguna otra fórmula…?
Las Dotvaent, en su actual formulación, se han quedado cortas. Eso es evidente. Además, no tienen poder de convicción en absoluto. Se han planteado como un documento casi de carácter técnico, sin contenido político. O se replantean sobre bases mucho más sólidas (lo que, en mi opinión, sería posible), o van a seguir sin dar juego. Por otro lado, es posible la redacción de otros instrumentos de ordenación del territorio con mayor alcance, pues la ley contempla esa posibilidad. La formulación de un área metropolitana tiene también sus problemas, siempre los ha tenido.
En mi opinión deberían plantearse dos formulas complementarias. La primera, buscar acuerdos de fondo, sobre temas críticos (movilidad… llamémosla comarcal o metropolitana, como se quiera, protección del territorio, agua y otras infraestructuras, etc.; pero también suelo y vivienda, polígonos industriales, grandes equipamientos, y alguno más), entre distintos municipios. Pero como seguramente no se llegaría a acordar una solución completa, actuar desde la Junta mediante proyectos regionales, altamente consensuados.
Por de pronto, considero que en IU podíamos dar ejemplo y acordar un programa común, en los aspectos que antes he comentado (o más, o menos: ya veríamos), para contribuir a esa racionalidad que debemos conseguir para el Alfoz. Y también para poner de manifiesto la responsabilidad del PP, que tiene la Junta, la Diputación, el Ayuntamiento de Valladolid y los de la mayoría de los municipios del entorno, y no es capaz de llegar a ningún acuerdo importante.
6. Alfonso: ¿Podría valorar la "Ordenanza Antivandalismo" del Ayuntamiento de Valladolid?
Penosa. Si ya nos opusimos, en su día, a la llamada “Ordenanza Municipal sobre Protección de la Convivencia y Prevención de Conductas Antisociales”, la nueva regulación de este año la empeora aún más. Está en la línea de las normas franquistas de buena conducta. (Lo digo totalmente en serio, podrían cotejarse algunos artículos). Es una regulación que sirve, deja patente y a las claras la manera de entender la convivencia del PP en Valladolid. Al menos sirve para eso.
7. Alfonso: Los dos candidatos apuestan de una manera decidida por una movilidad más sostenible, en este sentido, ¿qué les parece la posibilidad de construir un tranvía en la ciudad de Valladolid?
Es un tema que debe estudiarse. A mí me gusta, frente al autobús, por varias razones. Por de pronto, se asegura que las ciudades que han adoptado en los últimos años el tranvía como medio de transporte público han visto mejorar radicalmente los principales índices de calidad del ambiente urbano. Son tres las diferencias principales entre autobús y tranvía. La primera, que por mucho que se establezcan corredores reservados y otras medidas para dar prioridad al autobús, como los dispositivos automáticos en los semáforos (control por radio), no suelen verse acompañado por el éxito. Los carriles son invadidos con frecuencia, y en consecuencia su velocidad cae cuando hay congestión. El tranvía, por el contrario, al discurrir por “plataforma propia” tiene mucho más garantizada la circulación, lo que finalmente se traduce en una mayor velocidad comercial.
La segunda ventaja sobre el autobús es su mayor capacidad. Es conocido el dato de que “un tranvía equivale a 177 automóviles y tres autobuses”. Y la tercera diferencia es para mí la más importante. El sistema de autobús se compone de vehículos que se integran en un medio genérico, el espacio de la calzada, donde compiten con los demás vehículos que por allí circulan. El tranvía, por el contrario, domina la circulación en los ejes por donde discurre. De ahí que la imagen de las ciudades donde se ha instalado haya cambiado tanto. La imagen de una ciudad en marcha que da prioridad a la movilidad pública, general, frente al vehículo privado, es estimulante.
Pero también, es cierto, tiene sus inconvenientes. Uno: el coste de implantación (aunque luego digan que se recupera, es más costoso en principio). Dos: la obra que hay que hacer (siempre más y más obra), y las empresas que lo instalan (una vez más en manos de ciertas empresas). Pero si queremos plantear carriles específicos para autobuses también hay que hacer mucha obra; y con los vehículos también estamos vinculados a las empresas que corresponda. De manera que, en último término, yo lo apoyo.
8. Alfonso: a reducción del consumo energético de la ciudad es una propuesta clara que entiendo asumen los dos candidatos, en este sentido, ¿qué propuestas concretas consideran acertadas para hacerlo efectivo?
Suelen recomendarse, por lo que sé, medidas de estos cuatro tipos: optimizar la eficiencia energética de la estructura urbana, minimizar la demanda energética de los edificios, maximizar la eficiencia del suministro energético y maximizar la proporción de fuentes de energía renovables. Lo primero (sobre la estructura) ha de hacerse en la planificación, lo que implica revisar, desde esa perspectiva, el planeamiento en curso (vuelvo a insistir: la propuesta de áreas homogéneas –suelos urbanizables, para entendernos-, tal y como está, es despilfarradora), buscando los tipos arquitectónicos más eficientes, el aprovechamiento solar, etc. También se plantean recomendaciones sobre el arbolado eficaz. Y si se proponen barrios con densidad adecuada pueden plantearse “calefacciones de distrito” que también se consideran buena solución.
En la edificación se propone prever medidas “de ahorro pasivo”, acristalamientos hacia el sur, mecanismos de sombra, buenos aislamientos térmicos, dispositivos de ahorro de agua, de calor y de luz (favorecer el uso de luz natural), favorecer los sistemas de ventilación natural, etc. Hay muchas medidas de este tipo. Por otro lado, el sistema de suministro más eficiente de energía a escala urbana se basa en la generación combinada de calor y electricidad (CHP) y redes de calefacción centralizada, como ya dije. También es útil el uso de ventilación mecánica acompañada de la recuperación del aire de extracción, la combinación de sistemas mecánicos y naturales, etc. Y por último, el control de los materiales empleados. Hay algunos de uso común, que son grandes consumidores de energía en su obtención y transporte.
También son interesantes otro tipo de medidas. Por ejemplo, de medida: simplemente conocer los datos de consumo de energía puede ser un método para atemperar el despilfarro. Por último, las medidas que se proponen en el programa de IU (en el apartado “Una ciudad que ahorra energía”) son impecables: auditorías energéticas en centros municipales, fomento de las renovables, control del alumbrado público, impulso de la sostenibilidad en los proyectos y empresas, combustibles y mobiliario adecuados, impulso de la xerojardinería, etc.
9. José Luis: Una pregunta para cada uno. En primer lugar, a Manuel Saravia: le he leído en su blog defender el tranvía, cuando el programa de IU no apuesta por él. ¿Intentará incluirlo en el programa? Y, en caso de que no se incluya: ¿primará su apuesta personal o la redacción del programa?
Sobre las ventajas de este sistema, desde mi punto de vista, ya lo he comentado más arriba. Pero se trata de un debate abierto. Si de mí dependiera, hoy por hoy y con los datos que tengo, intentaría incluirlo. Pero hay que hacer cuentas, por un lado (hay que ser muy rigurosos con los números), y ver la opinión del resto de la gente, por otro. Desde luego, en caso de ser elegido candidato, no intentaría que primase mi opinión, en absoluto. Eso lo tengo muy claro.
10. José Luis: Ahora para Esteban Miranda: He leído en prensa y en tu blog que apuestas por los servicios públicos con gestión pública ¿Crees necesario dar algún servicio público más de los existentes? ¿Alguno del que haya que rescatar su gestión pública?
(Esta pregunta no me corresponde).

Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada