En torno al deporte

En uno de los comentarios de este blog, el muy activo davigon2 (muchas gracias) pregunta por nuestra idea sobre la posible política municipal de deportes. Y pide que nos extendamos en la explicación "desde el deporte base, pasando por el deporte en las escuelas hasta el deporte profesional". Efectivamente, creo que en principio es fundamental distinguir las cosas. Distinguir, por de pronto, el espectáculo deportivo de la práctica deportiva. De hecho, no debería estar en el mismo capítulo el tratamiento que se dé al convenio con uno u otro club profesional que la red de pabellones, campos de fútbol o piscinas cubiertas de los barrios.

Una buena práctica para analizar las necesidades sería analizar cuáles son las facilidades de acceso a "espacios de agua" (para natación y juego, y si procede, también para competición) de las distintas áreas y barrios de la ciudad, a los "campos de hierba" (con distintos tipos de pistas), y a pabellones cubiertos (también polideportivos). En todos esos espacios, de distinta tipología, se deberían poder practicar varios deportes. Y en su conjunto deberán estar bien distribuidos en la ciudad. Lo cual supone, por tanto, la elaboración inicial de un Mapa Deportivo. Pero hacerlo sin olvidar el enfoque que debería tener, no mezclando, insisto, la actividad física básica, el deporte federado y el deporte espectáculo. O, de hacerlo, tener bien presentes las diferencias entre cada instancia. De ese mapa se derivaría una propuesta de intervención jerarquizada, según necesidades y urgencias, en los distintos barrios.

También deberían revisarse las políticas de subvenciones, conciertos con centros educativos, con la Junta (sobre el uso de sus instalaciones), etc. Pero no sólo deben preosuparnos los equipamientos existentes, sino que importa igualmente cómo impulsar la práctica deportiva, especialmente en la base, en la población en general y sobre todo en las escuelas. El autor de la pregunta, davigon2, sugiere como modelo "el americano, en el que se practica mucho deporte en las escuelas y desde las cuales se lleva un estudio de las posibilidades de cada alumno en cada deporte, facilitado todo por un sistema de becas que al final lo que produce es que la persona que tiene aptitudes para el deporte, lo sabe y puede llegar a vivir de ello. En Valladolid veo mucha distancia entre el deporte base (en los colegios se fomenta poco) y el deporte profesional y pocas formas de salvar ese salto". Yo estoy básicamente de acuerdo en ese interés por el fomento del deporte en los niños y jóvenes, y por prever una posible transición hacia el deporte profesional. Pero no creo que el Ayuntamiento tenga posibilidades de corregir de forma significativa un estado de cosas que más bien corresponde (creo) a las autoridades educativas modificar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada